¿La vida humana comienza en la fecundación?

El debate en torno al aborto suele enfrentar a supuestos «derechos» contra supuestos «dogmas religiosos». Pero en este debate la ciencia tiene mucho qué decir. Y el punto de partida es: ¿la vida humana comienza en la fecundación?

Este punto es clave, pues, si la vida humana comienza en la fecundación, el aborto sí o sí acaba no con un montón de células o con un «apéndice», sino con un ser humano en toda regla.

Pero entremos en materia.



1. Primero vamos con un libro básico de los estudiantes de medicina: Langman’s Medical Embryology (Embriología médica de Langman). En su edición de 1975, este texto explica que «el desarrollo de un ser humano comienza con la fecundación, un proceso por el cual dos células altamente especializadas, el espermatozoide del macho y el ovocito de la hembra, se unen para dar lugar a un nuevo organismo, el cigoto”.

En su edición de 2015, el libro médico insiste en que “el desarrollo comienza con la fecundación”.

En la de 2011 detalla además que tras la fecundación se completan los cromozomas: la mitad del padre y la mitad de la madre. «El cigoto contiene una nueva combinación de cromosomas diferente de ambos padres», precisa. Además, se determina «el sexo del nuevo individuo. Un espermatozoide que lleva una X produce un embrión femenino (XX), y un espermatozoide que lleva una Y produce un embrión masculino (XY). Por tanto, el sexo cromosómico del embrión es determinado en la fertilización».



Así que no solo es un ser humano, sino que ya se definió si es hombre y mujer al momento de la fecundación. Vaya.

2. Otro conocido libro de medicina, Essentials of Human Embryology (Fundamentos de la Embriología Humana), de Keith Moore, asegura que “el desarrollo humano comienza tras la unión de los gametos masculino y femenino o células germinales durante un proceso conocido como fecundación (concepción)”.

El cigoto (óvulo fertilizado) “es una célula diploide grande que es el principio, o primordio, del ser humano”, añade.



3. La revista Nature publicó en 2010 el estudio «A role for the elongator complex in zygotic paternal genome demethylation», de un grupo de científicos encabezados por Yukinori Okada. En el abstract del trabajo científico aseguran que “el ciclo de vida de los mamíferos comienza cuando un espermatozoide entra en un óvulo”. Y el ser humano es un mamífero, ¿verdad?

4. Otro estudio, titulado «Kinases, phosphatases and proteases during sperm capacitation«, publicado en 2012, asegura que “la fertilización es el proceso por el cual los gametos haploides macho y hembra (espermatozoide y óvulo) se unen para producir un individuo genéticamente distinto”.

5. En la edición de 2015 de su libro The Developing Human: Clinically Oriented Embryology (El Ser Humano en Desarrollo: Embriología Clínicamente Orientada), los científicos Keith Moore, TVN Persaud y Mark Torchia aseguran que “el desarrollo humano es un proceso continuo que comienza cuando un ovocito de una hembra es fertilizado por un esperma de un macho”.



Los científicos añaden que “el desarrollo humano comienza en la fertilización cuando un espermatozoide se funde con un ovocito para formar una sola célula, el cigoto”.

Con esto, queda claro que la ciencia es concluyente: la vida humana sí que comienza en la fecundación. Si estás a favor del aborto, estás siempre a favor de acabar con un ser humano en el vientre materno.

No es dogma, es biología.

Con información de ACI Prensa.

Deja una respuesta