¿La Pasionaria murió católica?

Podría parecer difícil de creer, pero un muy serio libro apunta a que la Dolores Ibárruri, la conocida comunista apodada «La Pasionaria», murió confesada y reconciliada con su fe católica.

Así lo aseguró el sacerdote jesuita Pedro Miguel Lamet en su libro «Azul y rojo», biografía del también jesuita José María de Llanos.

En una entrevista con Religión Digital, el padre Lamet explicó que el padre Llanos entabló amistad con La Pasionaria y la ayudó en su camino de retorno a la fe antes de su muerte, ocurrida en 1989.

Llanos visitaba cada quince días a Dolores Ibárruri. Llegaron a intimar y hasta cantar himnos religiosos de su época como «Cantemos al amor de los amores». El jesuita nunca reveló nada sobre la conversión de la Pasionaria que en su juventud había sido católica y después de casada con un ateo en medio de la escasez, se hizo comunista y atea. Pero he encontrado cartas que atestiguan que esta mujer al final de su vida volvió a la fe, aunque resultaba muy fuerte hacer público que el símbolo por antonomasia del comunismo de la Guerra Civil hubiera muerto católica, por lo que ese episodio debía quedar en el fuero interno del sacerdote amigo. Él guardaría siempre ese íntimo secreto. Pero hay una carta que he descubierto en sus archivos, fechada el día de Reyes de 1989, donde Dolores, después de decirle que sabe que pide por ella «al partir del Pan (la misa)», añade: «A ver si los «viejitos» que somos convertimos lo que nos resta de vida en un canto de alabanza y acción de gracias al Dios-amor, como ensayo de nuestro eterno quehacer». Publico en mi libro además dos hermosos poemas de Llanos dedicados a la Pasionaria y el testimonio de una amiga que corrobora que Llanos la confesó y le dio la comunión.

Deja una respuesta